RESERVA ONLINE

Fecha de entrada:


Nº de personas:


Fecha de salida:


Promo code:


wifiIcon

Historia y Origen

*Descargar folleto informativo del Hotel Tossal d'Altea: CLIC AQUÍ


El Hotel Tossal d’Altea ha sido diseñado reformando, rehabilitando y ampliando una antigua casa de labranza alteana que ejercía como almazara de producción de aceite de oliva. Este edificio arrastra una larga historia de más de 300 años de antigüedad. En sus comienzos, el lugar se destinaba a la explotación de los viñedos, pero, con el paso del tiempo, se convirtió en una almazara que operaba como centro neurálgico de una plantación de olivos, algarrobos y almendros.

A cargo de la finca y de sus instalaciones se encontraba la familia Guillem, que durante tal periodo de tiempo hizo uso de estos recursos de producción de aceite de oliva. La importancia de estos edificios rurales residía en que se erigieron en pieza clave de la economía agrícola de la zona.

La aceituna recolectada, tras ser machacada por el molino de rulo, movido por una bestia y anejo a una viga, pasaba a ser comprimida por ésta. Antes se había mezclado con agua caliente y colocado entre capachos de esparto. El líquido destilado por la presión corría por un canalillo a un depósito llamado bomba, donde por un simple procedimiento se separaba el aceite del alpechín (líquido residual de color oscuro). Luego, el aceite pasaba a las tinajas de decantación situadas a ambos lados de la viga, hundidas o semihundidas en el suelo, o colocadas en una dependencia cercana. Estas tinajas debían tener capacidad suficiente para alojar la cosecha del año hasta ser distribuida entre los compradores.

El lugar, ya en avanzado estado de deterioro por el transcurso de los años y la inactividad, necesitaba un nuevo enfoque. La idea consistía en transformarlo en un establecimiento hotelero con encanto y de estilo rústico que había de ser construido tratando de conservar algunas de las peculiaridades más representativas de la almazara. En este sentido, en la actualidad un molino de aceite provisto de su característica piedra/rulo de molido de la aceituna se ubica en el centro del salón/comedor principal y, además, se mantienen dos prensas restauradas como símbolos de los instrumentos utilizados por nuestros antepasados. Así pues, tradición y modernidad se dan la mano en el hotel.

Como homenaje a nuestros antepasados y reivindicación de la cultura del aceite de oliva, cada año el Hotel celebra una Fiesta del Aceite que consiste en una jornada gastronómica y cultural formada por cata de aceites de oliva selectos, conferencia de un aceitero invitado y menú especial elaborado por nuestro jefe de cocina, siendo el aceite el hilo conductor.


DCIM100GOPROG0071497.

DCIM100GOPROG0071561.

DCIM100GOPROG0071537.

DCIM100GOPROG0071536.

DCIM100GOPROG0071652.

DCIM100GOPROG0071650.

DCIM100GOPROG0071622.

DCIM100GOPROG0071653.

DCIM100GOPROG0071623.

DCIM100GOPROG0071512.

DCIM100GOPROG0071507.

DCIM100GOPROG0071505.

DCIM100GOPROG0071520.

DCIM100GOPROG0071648.

DCIM100GOPROG0071627.

DCIM100GOPROG0071494.

 

El molino de rulo, las prensas, los trabajadores y el mulo en la antigua almazara

_MG_4605

_MG_4604

Tossal Altea Restaurante 12

Tossal Altea Restaurante 2

SALON COMEDOR ALMASSERA HOTEL TOSSAL ALTEA 4

Entrevista a Manuel Lledó Hotel Tossal d'Altea