RESERVA ONLINE

Fecha de entrada:


Nº de personas:


Fecha de salida:


Promo code:


wifiIcon

Entrevista a Manuel Lledó, director del Hotel Tossal d’Altea, en Altea Magazine

Entrevista a Manuel Lledó Hotel Tossal d'Altea


View Larger Map


View Larger Map

 

*Entrevista a Manuel Lledó, director del Hotel Tossal d’Altea, en el semanario local Altea Magazine (nº 33, 14 de abril de 2015).

El Hotel Tossal d’Altea es un establecimiento de 22 habitaciones situado cerca del Casco Antiguo de Altea. La familia Lledó dirige este hotel con encanto que arrastra una dilatada historia como antigua almazara de aceite de oliva. Manuel Lledó asume las funciones de director de una empresa de carácter familiar que sigue abriéndose camino en el sector de la hostelería a través del alojamiento y la restauración.

.- ¿El Hotel está ubicado en una antigua Almazara? Sí, el Hotel Tossal d’Altea se erige sobre la Almàssera de Guillem, que era una almazara tradicional alteana con más de 300 años de historia que para nosotros supone una herencia familiar a respetar. Tras un larguísimo periodo de inactividad, el edificio se reformó y remodeló y se ha convertido en hotel desde hace casi ocho años. Hemos querido conservar ese pasado rural, y es por ello que tenemos en mente de dónde venimos.

.- ¿Hotel con encanto u hotel familiar, cómo lo catalogarías? Hotel con encanto y familiar, ambas cosas. Por un lado, ofrecemos el encanto propio de las características rústicas de la decoración y de la estructura del establecimiento, y por otro lado, funcionamos en plan “familiar” en el sentido de que intentamos tratar al cliente con una atención muy personalizada y crear la atmósfera más agradable y acogedora posible.

.- ¿Qué tipo de clientes tenéis? Nuestro perfil de cliente más habitual se refiere al que desea alojarse en un establecimiento con personalidad definida. En nuestro caso, creo que les atrae el tipo de edificio, la estética, el entorno natural, la tranquilidad y el trato directo. Hay una gran presencia de clientes británicos y, sobre todo, de nórdicos, que suelen decantarse por este tipo de establecimiento arraigado a lo autóctono.

.- ¿Qué alternativas ofrece el hotel a sus clientes? Aparte del alojamiento, en el hotel disponemos de restaurante que funciona a carta y a menú. Disponemos de gimnasio, sala de reuniones, piscina, parking, wi-fi gratuito, cafetería y opción de organizar eventos. Y a nivel de actividades externas, se pueden diseñar rutas senderistas o actividades náuticas, por ejemplo.

.- ¿A lo largo del año ofrecéis una serie de actividades, me las podrías comentar? Cada año celebramos la “Fiesta del Aceite”, que es una jornada gastronómica y cultural basada en el aceite de oliva en la que se realiza una explicación del proceso de elaboración, una cata de aceites y una cena posterior temática. Estamos orgullosos de esta cita porque siempre ha sido muy bien recibida y consiste en una seña de identidad. Otros eventos destacados son la noche de San Valentín, el día de Navidad, la Nochevieja o el año nuevo, que son fechas en las que elaboramos menús especiales.

.- ¿Qué cliente es más exigente, el nacional o el extranjero? Creo que, en general, es más difícil de satisfacer el cliente nacional, tal vez porque en ocasiones pecamos de no valorar lo nuestro en su justa medida. Siempre hay excepciones, pero el extranjero suele apreciar más tu producto, quizá porque es algo completamente distinto a aquello a lo que está habituado.

.- ¿Mantenéis el hotel en continuo desarrollo con nuevas infraestructuras para hacerle al cliente más placentera su estancia? Tratamos de mejorar todo lo posible nuestras instalaciones y servicios, y en este aspecto hemos corregido algunas carencias. Por ejemplo, se han mejorado los exteriores con más zonas cubiertas y en las habitaciones y zonas comunes se ha incorporado más mobiliario y elementos decorativos.

.- ¿Por qué crees que es más difícil relanzar un restaurante dentro de un hotel? Pienso que existe el prejuicio de que los restaurantes ubicados dentro de hoteles ofrecen una calidad muy justita. Habría que empezar a modificar esta falsa creencia, dado que hay hoteles cuya oferta gastronómica es valiosa y que merecen mayor repercusión.

.- ¿Qué hace del hotel un lugar ideal para celebraciones? Las dimensiones reducidas del hotel, los salones interiores, la terraza exterior y la zona ajardinada comportan que muchas veces el hotel esté reservado únicamente para tal celebración o evento, de modo que el cliente puede encontrar aquí intimidad y exclusividad, aparte de usar diferentes espacios según desee. Además, la cocina del restaurante del hotel acoge eventos y tenemos flexibilidad para adaptarnos al cliente, de modo que todo se puede hacer en el mismo lugar.

.- ¿Altea cómo está en cuanto a infraestructura hotelera a tu juicio? Creo que la oferta es buena por calidad y por variedad. Los hoteles alteanos son distintos entre sí y el cliente puede elegir el tipo de establecimiento que prefiera. Está bien que la planta hotelera sea heterogénea. Diferentes enfoques y estilos, pero todos válidos.

.- ¿Es rentable un hotel con 20 habitaciones? Es rentable si se gestiona adecuadamente, claro. Uno tiene que encontrar su camino, y a partir de ahí seguirlo con constancia y sin bajar los brazos. También es cierto que el núcleo familiar es importante por lo que se refiere al apoyo mutuo y a apretarse el cinturón cuando las circunstancias obligan a ello, sobre todo invirtiendo una infinidad de horas en el trabajo.

.- ¿Grupos que practican el Senderismo y el Yoga han apostado por el Tossal d’Altea, a qué ha sido debido? Entiendo que son grupos que buscan la calma y evitan las aglomeraciones. Los senderistas tienen a su alcance lugares muy interesantes que visitar a pocos kilómetros y los practicantes del Yoga pueden realizar sus ejercicios en el propio hotel, pues disponemos de un recinto especial dedicado a ello y de una cocina que se adapta a las necesidades del menú solicitado, que en el caso del Yoga suele ser algo especial.

Descarga del Altea Magazine en formato pdf: http://alteamagazine.com/hemeroteca/AlteaMagazine-33.pdf 

Web de Altea Magazine:  http://alteamagazine.com/